nube-izquierdanube-derecha
Cómo ser un Super Partner de Salesforce

10 consejos para crear un equipo Super Partner de Salesforce

 ¿Cuál es la clave para crear un buen equipo? No hay una sola respuesta, pero algunos ejemplos del mundo real nos pueden dar una pista. El restaurante nórdico NOMA es uno de ellos. Este restaurante nórdico, con dos estrellas Michelín y nombrado 4 veces como el Mejor Restaurante del Mundo por la “Restaurant Magazine”, convirtió a dos de sus managers y a su lavaplatos en socios del restaurante. Ali, el lavaplatos, llevaba 13 años trabajando con ellos en el momento del ascenso. La argumentación fue clara: son personas que tienen un importante valor para el equipo, más allá del cargo que desempeñan. La pasión con la que hacen su trabajo y el ambiente que generan son suficientes para formar parte de los socios del restaurante y, por tanto, ser claves en su éxito.

Esa pasión e implicación en el proyecto es una lección que aplicamos también en LeadClic part of WAM Global. Llevamos desde 2002 trabajando como usuarios de la plataforma Salesforce. En 19 años hemos ido creciendo junto a ellos. Primero como consultores de Salesforce en 2004 y después con la creación de Leadclic Solutions para desarrollar proyectos de CRM de Salesforce de todo tipo, ya como partners. En 2016 dimos el salto a Platinum Partner de Salesforce y, un año después, Partner Gold para seguir innovando en todas las nubes Salesforce.

Superpartner de Salesforce

Hemos realizado más de 300 proyectos de Salesforce como superpartners en España y el 90% de nuestra plantilla está certificada en sus soluciones. Sin formación en Salesforce, visión experta y compromiso por parte de todo el equipo sería imposible haber alcanzado este punto, desde el que seguimos creciendo. ¿Cómo hemos llegado hasta aquí? Compartimos nuestros consejos para convertirse en un Super Partner de Salesforce y que la pasión no se marchite:

10 claves para ser Super Partners de Salesforce

 

Afrontar cada proyecto como un reto

No hay proyecto imposible sino un gran reto que abarcar. Suena idílico, pero es la verdad. Para llegar a ser un gran Partner de Salesforce, no basta con hacer que tu equipo esté preparado para realizar proyectos de CRM correctamente, sino que hay que estar preparado para llevar adelante aquellos proyectos más complejos que nadie se atreve a ejecutar. Aunque el camino no sea fácil, cuando surge la oportunidad de ponerlo todo en práctica, la satisfacción del trabajo bien hecho es la mejor recompensa. 

 

Actualizar conocimientos

Cada nuevo conocimiento incrementa el ingenio. Si cada día de tu trabajo solo aplicas lo que conoces, al principio irá todo bien pero luego caerás en la monotonía. El trabajo «mecánico» y «rutinario» no es lo más estimulante, lo sabemos. Salesforce avanza muy rápido y nos obliga a ponernos al día de sus nuevas nubes, soluciones e integraciones. Es importante no solo conocer, sino mantenerse al día de cada nueva plataforma, funcionalidad o canal, para así sentirse vivo profesionalmente. Si estás rodeado de gente que devora contenido y lo comparte, estarás en un equipo digno de ser Super Partner de Salesforce. Solo así la innovación será posible.

 

Apostar por la formación interna

La generosidad del conocimiento no se aprende, se comparte. Relacionado con el punto anterior está la formación interna. No es necesario que todos los miembros de un equipo lo sepan todo, sino que seamos capaces de asimilar la innovación, los casos de uso, las experiencias «beta» para luego poder comunicárselo al resto del equipo. Esto no solo generará mayor conocimiento global a todos, sino que mejorará el propio «conocimiento» al poder plantear nuevas vías de soluciones. Con un par de pinceladas, una ayuda puntual, una idea compartida… el equipo funciona mejor y se hace más grande.

 

Contar con una visión 360 del entorno multinube

El mundo se mueve, así que es mejor andar con él. Salesforce no ha sido nombrada la empresa más innovadora por tener una plataforma en la nube, sino por ofrecer una solución que se adapta a la forma en que las personas se mueven. Salesforce no es solo un CRM, es un universo multinube que se adapta a la forma de hacer negocios, de comprar y hasta de «socializar». Es importante que el equipo tenga esa visión multicanal que tanto puede aportar en un proyecto. Debemos conocer cómo se comportan los usuarios, por qué canales consumen información y se comunican, y adaptarnos a sus hábitos con soluciones tecnológicas integradas y realmente útiles. 

 

Perder el miedo a equivocarse

Cuanto más nos equivocamos más oportunidades tenemos también de avanzar. Esta relación es una «simbiosis» continua que nos permite crecer, como personas y como profesionales. Si no nos equivocamos, es muy difícil que podamos encontrar nuevas soluciones. No decimos con ello que hacer algo mal esté justificado, ni mucho menos; más bien hay que diferenciar entre equivocación por no atención o falta de implicación y equivocación en busca de la innovación. La idea es un «brainstorming»  junto a tus compañeros del que sale la solución final.

 

Plantear soluciones que el cliente no espera

El cliente no siempre sabe lo que necesita. Nuestra misión no es sólo hacer lo que nos pide, sino presentar la solución que necesita su proyecto. No nos conformamos con darle solución a la necesidad que se nos plantea, sino que ofrecemos una visión global para una solución completa.  Si nos pides La Tierra, analizaremos si necesitas el Universo, pero incluso analizaremos si lo que necesitas es La Tierra.

 

Proponer sin imponer

Las mejores soluciones no siempre dependen del cargo. No hay mayor error en las empresas que considerar a las personas con cargos superiores como los únicos que afirman «verdades absolutas». El trabajo en equipo conlleva implícitamente la misma valoración de las ideas, sin olvidar por supuesto la experiencia, pero también sin desechar ideas que vengan de un cargo inferior. Solo así las soluciones podrán ser completas y tendremos una visión 360º de ellas. El ejemplo al inicio del artículo es bueno: si el restaurante Noma ha conseguido tal nivel de éxito es porque ha involucrado a todas las personas del equipo, hasta el lavaplatos. 

 

Escuchar, escuchar y escuchar un poco más

Un equipo que no se escucha entre sí no es un equipo. La pasión también se contagia: el entusiasmo y la ilusión se retroalimentan. A veces es difícil motivarse en solitario, pero con tu equipo es mucho más fácil. Es tan importante escuchar y ser escuchado, que su simpleza es el secreto del éxito de muchas empresas. Por eso, no puede haber pasión si no hay conversación, intercambio de ideas y, por supuesto, debate.

 

Ser agradecidos

Es de bien nacidos ser agradecidos, afirma el refrán. Dar las gracias es una condición previa imprescindible: son tan importante estas siete letras, que cada reunión debería de empezar con ellas. Cada persona tiene su contexto personal, pero nadie puede negarse a ser apasionado con lo que hace si siente que su trabajo y su tiempo es agradecido, da igual la dirección del agradecimiento. Y lo más importante: no te atribuyas ideas que no son tuyas, felicita en público y corrige en privado. El equipo de Súper Partner de Salesforce funciona así, con libertad y con respeto.

 

Contar con las mejores personas en tu equipo

El éxito es real si nos rodeamos de buenas personas para conseguirlo. El alma de cualquier empresa son las personas que cada día se desplazan o se conectan para compartir su jornada laboral con el resto. Casi es una obligación rodearse de las mejores personas, compañeros y profesionales para que la pasión por lo que hacemos sea un recurso inagotable. El equipo de un Súper Partner de Salesforce tiende a ser algo más que un equipo, que ya es decir, y se convierte en una familia. Gente en la que confías, gente que te ayuda, gente que te apoya, te valora, te anima y que hace que tengas la ilusión de crecer y seguir empujando el proyecto.

Estas son unas pautas útiles para crear y mantener tu equipo Super Partner de Salesforce. Ser partner de Salesforce significa abrir tus oportunidades de negocio a muchas empresas que necesitan esa guía tecnológica para seguir siendo competitivas. El factor humano es lo más importante: no te olvides de cultivarlo con los mejores ingredientes.

Descarga ya
nuestra Guía CRM
Descarga nuestra Guía CRM
Call Now ButtonLlamar