nube-izquierdanube-derecha

Marketing Cloud y no morir en el intento

Vosotros, usuarios de Marketing Cloud, habréis leído el título y sabréis de qué os estamos hablando. Por si acaso, aquí va un post sobre obra y milagros de Marketing Cloud (más obra que milagros) para que sirva a modo de terapia y de disculpa por esos pequeños ‘fallitos’ que en ocasiones nos regala la herramienta.

Como os hemos ido contando a través de nuestras redes sociales, Salesforce ha conseguido integrar en los últimos años las adquisiciones de marketing en una misma plataforma llamada Marketing Cloud que, poco a poco, y por méritos propios, se ha ido convirtiendo en la herramienta de marketing líder en gestión de clientes. Por eso queremos hablaros del lado menos comentado de nuestra solución de marketing favorita. Porque como dicen por ahí… ‘que hablen de uno aunque sea mal’.

¿De qué va Marketing Cloud?

Esta herramienta cuenta con todas las necesidades que puede tener un departamento de marketing, publicidad, email marketing, mobile, analítica, incluso Data Management Platform. ¡No nos falta de nada! El problema llega cuando un equipo no especializado comienza a utilizarla, veréis gente llorar y serán ellos, porque es una herramienta compleja que necesita de una curva de aprendizaje media, tirando a larga.
Atención que se viene autobombo; menos mal que contamos con nuestro servicio de adopción para ayudar a aquellos que necesiten un empujón con la herramienta.

La principal características de esta plataforma es que es capaz de centralizar las comunicaciones con los clientes en múltiples canales y desarrollar una experiencia totalmente personalizada. Formada por distintas posibilidades, Email Studio, Mobile Studio, Social Studio y Advertising Studio, Marketing Cloud se diferencia sin duda por su poder de recolección de todos los datos del cliente con automatización de las comunicaciones gracias a Contact Builder, Journey Builder, Automation Studio, Analytics Studio, Audience Studio e Interaction Studio.
Pero no veníamos a contaros esto que además puedes leerlo en el post de ¿Qué es marketing cloud? que escribimos cuando éramos jóvenes, el post de hoy trata más bien de cómo superar el día a día con una herramienta que es igual de potente, como compleja, y que a veces requiere de una experiencia más que probada en eso de lidiar con la paciencia.

¿Lo mejor de Marketing Cloud?

Marketing Cloud permite elaborar una estrategia de comunicación multicanal con el cliente, porque esta herramienta vale tanto para mandar un email como para mandar notificaciones push o sms en el móvil, de una manera totalmente automatizada y desde el mismo Marketing Cloud.
La inteligencia, gracias a Einstein -el de Salesforce-, posibilita incluir lógica basada en cálculos de ratios de apertura por hora, por cliente o control de volumen de impacto sobre cada cliente… Uno de los motivos por lo que es una herramienta tan demandada que, unida a Salesforce, ¡ya ni te contamos! Y eso sin olvidarnos de la posibilidad de integrar varios sistemas para poder tener una visión única del ecosistema del cliente.
Marketing Cloud tiene la capacidad para automatizar emails con información dinámica de múltiples sistemas, para integrarse de forma sencilla con formularios de Facebook y para generar automatizaciones complejas, además de la incorporación de nuevos canales como LINE, PushWeb o Whatsapp… pero de estas conexiones ya os hablaremos en un próximo post.
Y como no todo podía ser luz y color en una herramienta que está en constante cambio, y a eso veníamos, que nos enrollamos, vamos con las cosas que, aunque no brillan tanto, en Leadclic sabemos cómo hacer que funcionen.

Soluciones del día a día de Marketing Cloud

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que para elaborar estrategias más personalizadas se necesita un nivel técnico alto, aunque… ¿qué problema es este? Para nosotros ninguno, gracias al equipo de expertos en la herramienta, además si hay cualquier duda tenemos mano a mano a nuestro equipo de servicio de acompañamiento o soporte. Pero, que levante la mano quien haya dado al botón de refrescar y no haya tardado un poquito más de lo esperado, ¿nadie? Es cierto que es necesario refrescar la página continuamente para ver datos actualizados y la velocidad de gestión a veces hace necesario compatibilizar el marketing con un curso zen, pero es que hay que tener en cuenta la cantidad de datos que es capaz de procesar, por lo que unos minutos de espera, se pueden aguantar.

Lo que puede parecer algo negativo realmente también se puede llamar orden, ¿a qué nos referimos? a las funcionalidades que aparecen, según se comenta, muy dispersas por distintos menús. Es cierto que puede despistar a veces, pero no hay nada mejor que tener muchas opciones para hacer lo mismo.

No penséis que tenemos manía a la herramienta, ya os hemos dejado claro que estamos encantado pero es que, preguntando a nuestros compañeros, nos comentan que otra de las cosas que les ‘inquietan’ más es la gestión de la conversión de Lead a Contacto dentro de la plataforma. Y es que,como sabéis, Marketing Cloud utiliza el identificador único como forma de meter leads y contactos en la herramienta.Y ¿cuál es el problema? dirés. Pues que, a diferencia de Salesforce que une el lead al contacto una vez ha convertido, en marketing cloud se guardan los dos registros por separado aun siendo la misma persona. Esto complica la gestión de las bajas, por ejemplo, ya que el contacto puede darse de baja pero se quedará el registro del lead. Un poco de jaleo, sí.

¿Qué es lo bueno de todo esto? Pues que en LeadClic somos especialistas en Marketing con Salesforce Marketing Cloud (B2C) y Pardot (B2B), además de incluso desarrollar aplicaciones específicas de marketing y utilizar Salesforce como base de todas las acciones para compartir con los diferentes departamentos por lo que, si entráis en pánico, o el abrir y cerrar pestañas no os funciona, siempre podéis contactar con nosotros para que os asesoremos y acompañemos por el fascinante mundo del marketing.

Descarga ya
nuestra Guía CRM
Descarga nuestra Guía CRM
Call Now ButtonLlamar