nube-izquierdanube-derecha
Salesforce Tower

Salesforce Tower. La innovación roza el cielo

No es ninguna novedad decir que somos unos enamorados de Salesforce y menos en un mes como éste tan propicio para las declaraciones. Por eso, no hemos querido dejar pasar la oportunidad de afirmarnos, de nuevo, en nuestra admiración hacia SF y más después de ver la que han armado (nunca mejor dicho) con su nueva sede en San Francisco, la llamada Salesforce Tower. Nos hemos dado una vuelta (virtual) por allí y hoy queremos contarnos qué nos ha parecido,y qué es lo que hace especial a este nuevo rascacielos que, desde hace unos meses, corona el sky line de San Francisco como el edificio más alto.

¿Un rascacielos más?

Empecemos por las cifras, porque la Salesforce Tower es de récord. Nada menos que 61 pisos, 326 metros de altura y 1’3 millones de metros cuadrados de superficie (sí, has leído bien), hacen de éste el segundo edificio más alto de los Estados Unidos al oeste del Río Misisipi, tras el Wilshire Grand Center de Los Ángeles. Si tenemos en cuenta que un campo de fútbol (esa medida de espacio tan nuestra) tiene 7.140 metros cuadrados, podéis haceros una idea de la extensión…

Pero lo que realmente hace especial a este edificio es, una vez más, y como no podía ser de otra manera, lo innovador que es tecnológicamente hablando. Si nos ponemos ‘serios’, Salesforce Tower es la fusión perfecta de los logros arquitectónicos más avanzados en sostenibilidad, tecnología e ingeniería ya que, además de ser visualmente impactante, ha sido diseñado específicamente para promover la salud y bienestar de sus ocupantes. #MuyFilosofíaSalesforce

Porque Salesforce Tower es un edificio que ‘respira’, literal.  Los avances en ingeniería y tecnología con los que está dotado hacen que a la torre pueda ‘tomar’ aire fresco del exterior, que posteriormente depura (imaginaros en Madrid si no).

Pero ahí no queda la cosa, porque además, SF Tower cuenta con el mayor sistema de reciclaje de agua en un rascacielos de todo Estados Unidos. Las aguas residuales procedentes de fuentes como el agua de lluvia del tejado, las torres de enfriamiento, o el agua de las duchas, lavabos, inodoros y urinarios, se recogen en un centro de tratamiento de agua centralizado. A partir de ahí, re-circula a través de un sistema de tuberías que tiene por objetivo suministrar agua destinada a usos no potables, como el riego por goteo y el lavado del inodoro. Este sistema reducirá el consumo de agua potable del edificio en un 76 por ciento, ahorrando hasta 100.000 litros de agua dulce por día (más o menos lo que consumen al año 16.000 habitantes de San Francisco). Son cifras como planteárselo, ¿verdad?

Vistas desde Salesforce Tower

Vistas de la bahía de San Francisco desde Salesforce Tower

Salesforce se ha diseñado un viaje por la sostenibilidad y no lo está haciendo nada mal. Están consiguiendo la certificación de construcción ecológica en el 64 por ciento de los espacios de oficinas globales y la certificación LEED Platinum, el logro más alto posible, para tres edificios de su sede central en San Francisco. Además, han logrado emisiones netas de gases de efecto invernadero como compañía, 33 años antes de su compromiso original. #TomemosNotaElResto

Filosofía de apartamento aplicada a un rascacielos

Porque como todos los grandes, Salesforce se fundó en un pequeño espacio que nada tiene que ver al que ahora acoge su sede central. No fue en un garaje, pero sí en un apartamento en Telegraph Hill hace más de 18 años, donde comenzó a convertirse en la empresa que más empleo tecnológico proporciona a día de hoy en la ciudad de San Francisco.

Durante este tiempo, el compromiso de mejorar el estado del mundo a través de su modelo de negocio nunca ha flaqueado, creando, a través del sector inmobiliario, no sólo arquitectura y diseño, sino, como dicen ellos, un impacto positivo en sus empleados, socios, clientes, comunidades y, en definitiva, el medio ambiente.

¿Es o no es para enamorarse de un rascacielos?

Descarga ya
nuestra Guía CRM
Descarga nuestra Guía CRM
Call Now ButtonLlamar